CZeta Estudio Contable.


Tel: 11 2081 9412

Cel: 11 5007 7037
Email: estudio@czetaestudiocontable.com

Contáctanos
Síguenos en
  • Facebook icono social

Publicaciones

Las escalas del Monotributo se actualizarán un 28% desde enero próximo

Los pequeños contribuyentes ya tienen confeccionadas sus nuevas escalas. Los trabajadores de la cuarta categoría deberán esperar a que se apruebe la ley de reforma previsional        

El componente impositivo de la categoría A que es la más baja pasará de $ 68,00 a $ 87,04, y la cuota total irá de $ 787 a $ 1.007,41. En el otro extremo categoría K, la más alta para venta de cosas muebles, el componente impositivo pasará de $ 4725 a $ 6048,30, y la cuota total irá de $ 5922,12 a $ 7580,69.

El componente impositivo para locaciones y prestaciones de servicios ira desde $ 87,04 (categoría A) a $ 3584,17 (categoría H); mientras para la venta de cosas muebles, ese componente irá de $ 87,04 (categoría A) a $ 6048,30 (categoría K).

También la Reforma tributaria trae consigo entre otros los siguientes cambios:
Como cambio a destacar, la reforma reduce a sólo dos recategorizaciones semestrales al año.

Se cambian los siguientes parámetros de categorización:

c) El precio máximo unitario de venta, sólo en los casos de venta de cosas muebles, no supere el importe $15.000; 

Recategorización semestral
Como gran novedad, el proyecto establece que la recategorizacíon será obligatoria cada semestre calendario,

 Actualización automática
Respecto a la actualización, el proyecto establece que los montos máximos de facturación, los montos de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales, se actualizarán anualmente en enero en la proporción de las 2 últimas variaciones del índice de movilidad de las prestaciones previsionales.

AFIP: Nuevo Perfil de Riesgo de los contribuyentes

La AFIP informó que desde el 20 de enero de 2017 el ente recaudador comenzará a calificar la conducta de los contribuyentes, teniendo en cuenta diferentes indicadores como:
- falta de presentación de declaraciones juradas y pago de tributos, 
- incumplimientos formales, 
- caducidades de planes de facilidades, 
- relación entre débito y crédito fiscal insuficiente, 
- ajustes de fiscalización significativos respecto de lo declarado, entre otros.

La calificación estará compuesta por una tabla de 5 letras 
“A” para "muy buena"; 
“B” para "buena"; 
“C” para "regular o nuevas altas"; 
“D” para "mala" 
“E” para "muy mala"). 
Quienes estén ubicados en las más bajas calificaciones -el peor puntaje- "tendrán más chances de recibir inspecciones del Organismo". En cambio, los que tengan mejores calificaciones tendrán menos posibilidades de ser inspeccionados al tiempo que “podrán gozar de, por ejemplo, mejores condiciones en caso de pedir planes de facilidades de pago". En otras palabras, el sistema identificará el comportamiento fiscal y le asignará una categoría concediendo o limitando los beneficios vinculados con la recaudación, devolución y/o transferencia de impuestos y recursos de la seguridad social, según el caso de que se trate.